miércoles, 5 de noviembre de 2008

Advocaciones del quetzal


Por Carlos E. Bojórquez Urzaiz

Alentado por un condiscípulo de secundaria, ingresé a Guatemala sin transitar nunca su geografía, ni pedir permiso para atravesar una frontera que el pensamiento juvenil apenas reconoce. Fue suficiente oír su acento y el uso reiterado del pronombre vos, para advertir que su país debía de ser un lugar inesperado, donde se jugaba bien al fútbol, que no era sino un deporte más o menos ignorado en el medio beisbolero de Yucatán. Un día trajo cinco quetzales a la escuela y, desde entonces, me quedó grabada la efigie de esa hermosísima ave surcando los cielos del billete. Luego me encontré de nuevo con el mismo pájaro, sólo que alojado en el centro de una bandera instalada en el recibidor de su casa en Mérida, la adormilada ciudad mexicana donde sus padres hallaron el hogar regateado por algún régimen opresor de ese lugar al que pude viajar gracias al amigo, que de tanto referirlo en sus conversaciones, resultaba imposible quedarse sin visitarlo, si quiera fuera con la imaginación.


Tuvieron que pasar muchos años antes que comprendiera que la casa de mi condiscípulo, ubicada enfrente del desaparecido bar La Prosperidad, poseía la sugestiva gracia de ser conservadora de las tradiciones culturales que trajeron consigo, y no declinar a la condición revolucionaria que los expulsó de su entorno. Carpentier asevera que los inmigrantes poseen esa doble virtud y consta que esta familia guatemalteca, asentada en Yucatán, se esforzó por desplegar ambos planos de la vida, preservando su habla originaria y tomado parte en actividades afines a sus convicciones políticas en la ciudad de Mérida.


Nunca dejó de sorprenderme, sin embargo, el entusiasmo de este compañero poseedor de habilidades que le permitían enumerar, en orden alfabético y sin titubeos, el nombre de cada uno de los emperadores de la dinastía azteca, ya que su alegría no se ajustaba a las historias de Guatemala que escuchaba de un tío materno que llegaba a visitarnos por las tardes y hablaba con admiración de Jacobo Árbenz, de las hostilidades imperantes en ese país vecino, desde su caída y antes, durante la dictadura de Jorge Ubico. ¿Cómo se podía ser un adolescente brillante en aula y destacar como deportista, si se le negaba el derecho de estar en su patria, y acosaban a sus padres en cualquier parte? El contraste existente entre sus alegrías e ingenio para poner apodos y la angustia asfixiante del exilio fueron vivencias que compartió con los yucatecos de la generación del ácido en Santa Lucía, que teniendo músicos y escritores, careció de poetas salvo el viejo condiscípulo que un día regresó a su queridísima Guatemala para luchar desde el filo de sus versos. Hoy, lo recordamos en la figura del quetzal que una vez nos dejó ver en el salón de clases.





Por esto!, lunes, 03 de noviembre de 2008.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León