miércoles, 23 de julio de 2008

Guardianes peninsulares del amparo


Por Carlos Peniche Ponce


Con asistencia y conferencia del Lic. Genaro Góngora Pimentel, ministro y exPresidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la Facultad de Derecho de la UADY ofreció hace unos meses un homenaje en vida a cuatro jueces y magistrados federales nacidos en Yucatán: los Licenciados Eduardo Lara Díaz, Luis Pérez y Pérez, Rafael Barredo Pereira y Mario Ojeda Erosa.

Respecto de los dos últimos, recuerdo que mi padre, el Lic. Alvaro Peniche Castellanos, mencionaba la época, hoy remota, en que su destacado exalumno de Garantías y Amparo en dicha Facultad, el Lic. Barredo, ingresó al juzgado de Distrito en Mérida, siendo el Lic. Peniche el Primer Secretario; y guardo grata memoria de cuando su también brillante exalumno Lic. Ojeda se incorporó al Juzgado de Distrito en Cuernavaca y después al Tribunal Unitario de Circuito en Hermosillo, siendo mi padre el juez en Morelos y después el magistrado con jurisdicción entonces en Sonora, Sinaloa y las dos Bajas Californias.

Cabría mencionar aquí a dos personalidades jurídicas en esta materia que, si bien no presidieron ningún tribunal, se distinguieron en su trabajo técnico como Secretarios de Estudio y Cuenta de diversos ministros de la Suprema Corte, y quienes desafortunadamente murieron en plena madurez biológica y profesional. Me refiero a la también notable exalumna de mi padre, la Licda. María Teresa Herrero García y al prestigiado jurisconsulto Lic. Agustín Menéndez Rodríguez, quien se distinguió tanto en la abogacía privada como en la judicatura federal.

Este merecido reconocimiento —inédito, por lo menos en Yucatán— hace oportuno que recordemos hoy los nombres de los juzgadores federales yucatecos que han antecedido en su función a los cuatro homenajeados. Tendríamos que comenzar con tres figuras jurídicas relevantes: Justo Sierra O’Reilly (1814-1861), insigne novelista, periodista y traductor, además de teórico jurídico —autor de un libro fundamental sobre Derecho Marítimo Internacional y creador del Código Civil de Veracruz, vigente desde entonces como modelo nacional—, abogado y juez de Distrito durante veinte años; Eligio Ancona Castillo (1835-1893), ilustre historiador y novelista, político, prócer liberal y Magistrado de Circuito con sede en Mérida y ministro de la SCJN durante los últimos dos años de su vida; y Arturo Cisneros Canto (1888-1967), jurisconsulto, procurador de justicia en Yucatán, subprocurador de la República, subsecretario de Gobernación, juez de Distrito en Campeche, Michoacán, Durango y Chihuahua, magistrado de Circuito con sede en Monterrey y el Distrito Federal y ministro de la SCJN durante nueve años.
Sierra y Ancona trabajaron en la llamada “Corte de Juárez”, presidente de la Corte y de la República que creó los tribunales unitarios de circuito, primera delegación de funciones, en materia de ilícitos del fuero federal, hacia las regiones del país.

Continuaríamos con un trío de apreciados jurisconsultos, relativamente contemporáneos entre sí: don Pedro Caballero Fuente, juez en Quintana Roo, Chiapas, Coahuila, Chihuahua, Tamaulipas y Yucatán, y magistrado con sede en Mérida durante los años cincuenta; don Julio Rodríguez y Rodríguez, juez en Morelos y Veracruz en los años cincuenta y magistrado con sede en el puerto homónimo; don Rafael Matos Escobedo, juez, magistrado y ministro de la SCJN durante largos años hasta su jubilación en los años setenta. Se desempeñaron bajo la llamada “Corte de Alemán”, quien en 1951 fundó los tribunales colegiados de circuito, segunda descentralización, ahora en materia de amparo.

Y concluiríamos con cuatro respetados juzgadores: Lic. Aulo Gelio Lara Erosa, juez y magistrado en el D.F.; Lic. Alvaro Peniche Castellanos, juez en Yucatán, Tabasco y Morelos, y magistrado en Hermosillo y Villahermosa; Lic. Víctor Carrillo Ocampo, juez en Nuevo León y magistrado en Hermosillo, Monterrey y Villahermosa; y Lic. Armando Maldonado Ferráez, juez y magistrado en Veracruz. Estos magistrados obtuvieron este ascenso gracias a la reforma de Díaz Ordaz, que aumentó el número de tribunales colegiados apenas a los diecisiete años de su creación; sin embargo, no hubo desde los años cincuenta ningún incremento real en la tabla de salarios.

Paralelamente, podríamos enlistar junto a estos últimos magistrados yucatecos, contemporáneos suyos, a los juzgadores federales oriundos de Campeche, que fueron estudiantes y/o graduados en la Facultad de Derecho de nuestra Universidad: los prestigiados ministros de la Corte Pedro Guerrero Martínez y Antonio Caponi Guerrero, así como el distinguido y recordado juez y magistrado don Perfecto Baranda Berrón y el juez y magistrado Renato Sales Gasque.

A los juzgadores reconocidos recientemente en el homenaje les tocó vivir el adecuado incremento de De la Madrid, tanto en número de juzgados y tribunales como en el nivel salarial. Y alcanzaron en el final de su gestión la “Corte de Zedillo”, cuando ocurre la extraordinaria reforma: reducción del número de ministros a sólo once, designación de éstos por parte del Senado y elección del presidente de la SCJN en votación interna, además del significativo aumento salarial, como justo emolumento a la gravedad del cargo y como eficaz antídoto previsor de la corrupción.

En una u otra circunstancia, sin embargo, todos los juzgadores citados en esta nota ejercieron y han ejercido dignamente su vocación en la judicatura federal y cada uno de ellos, con su estilo y personalidad y en mayor o menor medida, ha dado muestra clara de independencia y de pundonor profesional.

Enhorabuena por la salud judicial y por la vigencia de la institución del amparo, obra originada en el pensamiento y acción del filósofo y jurista peninsular don Manuel Crecencio Rejón .

1 comentario:

Ernesto Cisneros-Rivera dijo...

Carlos Peniche Ponce: Te agradezco sobremanera, el que hicieras mención de mi padre don Arturo Cisneros Canto, en tu nota del 23 de julio pasado, dentro del blog Red Literaria del Sureste. Fue, junto con su hermano, mi tío el poeta don Emilio Cisneros Canto, piezas importantes de la historia cultural yucateca del siglo XX. Sólo te anoto una breve corrección en las fechas de nacimiento y muerte de mi padre: nació en Izamal el 24 de abril de 1887 y falleció en la Ciudad de México el 18 de septiembre de 1963. Al día de hoy le sobrevivimos, su hija Elsa Cisneros Córdoba (de su primer matrimonio), y sus hijos Arturo, Gonzalo y Ernesto (tu servidor) Cisneros Rivera (de su segundo matrimonio). Mi padre, no lo ignoras, fue un importante jurista y abogado mexicano, y asimismo, un notable escritor literario inédito, cuya dura autocrítica, lo hizo destruir casi todos sus textos. Gracias de nuevo por el gentil detalle de traer a la memoria actual el nombre de mi padre. A tus órdenes, Ernesto Cisneros Rivera.

Related Posts with Thumbnails

Eventos de la Red Literaria del Sureste

Eventos de la Red Literaria del Sureste
Presentación de la Revista "Arenas Blancas"

En un peldaño cualquiera de la noche

En un peldaño cualquiera de la noche
Manuel J. Tejada, José Díaz Cervera y Agustín Abreu

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía

Sin lugar para la ternura... Día mundial de la poesía
José Ramón Enríquez, José Díaz Cervera, Óscar Oliva, María Ella Gómez Rivero y Jorge Cortés Ancona

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"

Presentación de "La continuación. Esbozo novelesco de la ruptura"
Joaquín Peón Iñiguez, el autor Juan Esteban Chávez Trava y la Mtra. Celia Rosado durante la presentación de la novela en el Centro Cultural "José Martí" en diciembre de 2008

Repensando la academia

Repensando la academia
Miércoles 26 de noviembre, de 2008

Recital de poesía

Recital de poesía

Homenaje a Salvador Elizondo

Homenaje a Salvador Elizondo
Joaquín Peón, Manuel Iris y Ragel Santana en "La Periferia"

Conferencias literarias

Conferencias literarias
Manuel Iris Herrera en la Biblioteca "Manuel Cepeda Peraza"

Presentación de libro

Presentación de libro
El poeta Jesús J. Barquet durante lectura en voz alta

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe

Jornadas en homenaje a Edgarar Allan Poe
Ricarto Tatto, Miguel Ángel Civeira, Jorge Cortés Ancona y Rafael Gómez Chi

José Ramón Enríquez

José Castillo Baeza

Colectivo Marsias

Raúl Pérez Navarrete

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura

Noche de Poesia en la Casa de la Cultura
Marco Antonio Rodríguez Murillo, Patricia Garfias y Tomás Ramos Rodríguez

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina

Mesa homenaje a Carlos Moreno Medina
Jorge Cortés Ancona, Rodrigo Ordóñez Sosa y Marco Antonio Rodríguez Murillo

De la vida cotidiana para contar...

De la vida cotidiana para contar...
Jorge Luis Canché Escamilla

La Red...

Homenaje a José Martí

Homenaje a José Martí
Ofrenda floral

Entre amigos...

Rodrigo Ordóñez, Manuel Tejada y Tomás Ramos

En los eventos...

Jornadas en torno a los 5 heroes cubanos

Rosely Quijano León